Añover de Tajo


Ermita de Nuestra Señora de la Soledad

Iglesia de Santa Ana

Información de Añover de Tajo:

Teléfono: 925 506 003
Web: http://anoverdetajo.es/lugares-de-interes/
Info:
Email: alcaldia@anoverdetajo.es

La historia de Añover de Tajo comienza en la Edad Media, en un contexto de repoblación tardía de la zona tras la conquista castellana del Toledo islámico y su reino taifa, y una vez alejada la frontera con Al-Andalus lo suficiente como para proporcionar cierta seguridad a los nuevos habitantes. Sin embargo, antes de este momento, su término municipal albergó otros núcleos poblacionales repartidos por diferentes lugares a lo largo de los distintos periodos de la Historia. Sería en el siglo XIII cuando se crea esta villa en una parte más baja de la población actual siendo el siglo XVII cuando realmente se consolida la estructura urbana actual abandonando y desapareciendo completamente su primera ubicación. Pasear por sus calles nos permite descubrir una arquitectura popular de casas solariegas con escudos nobiliarios pertenecientes a las importantes familias de la nobleza de esta localidad, el visitante podrá descubrir en ese recorrido su iglesia parroquial del siglo XVIII así como el resto de su patrimonio religioso. Cuenta esta localidad entre su patrimonio parte de los búnkeres y trincheras de la Guerra Civil, en el conocido cerro de San Gregorio muy cerca del casco urbano junto a la ermita de la Soledad, patrimonio que forma parte de la historia de este municipio.

Municipio situado sobre un elevado cerro que se diferencia del resto de su territorio situado en la vega del río Tajo que atraviesa esta localidad. La presencia de este importante río y la Real Acequia del Jarama aporta una gran riqueza hídrica a sus tierras donde predominan los campos de cultivo y los productos de la huerta, a ello se une una vegetación de ribera que aporta un bello entorno medioambiental. Caminos y senderos recorren su término, como el camino natural del Tajo (GR-113), que permiten al visitante disfrutar de la naturaleza, practicar senderismo o simplemente realizar un agradable y fácil paseo.

Información Turística

Descubre más

¿Qué ver?

Iglesia parroquial de Santa Ana

La actual iglesia parroquial de Santa Ana se levanta en el lugar que anteriormente ocupó otra iglesia fruto del traslado de la parroquia desde «El lugar de abajo» a finales del siglo XV. El edificio actual está formado por la nave del siglo XVIII y la torre del XVII. La nave fue construida entre 1727 y 1753 según proyecto de Pedro Sánchez Román, y la torre, que aunque ya acompañaba a la iglesia anterior no formaba parte del proyecto original, fue erigida entre 1653 y 1659 por Fray Lorenzo de San Nicolás, coronándose con su chapitel en 1788. El templo consta de tres naves espaciosas, la capilla mayor se decoró con un grandioso retablo terminado en 1777. El edificio anterior albergaba una capilla, posiblemente bautismal, que fue amortizada posteriormente. Ya en 1683 se encontraba en estado de ruina hasta el punto de cerrarse al culto poco después, trasladándose las imágenes y oficios religiosos a las ermitas de la Vera Cruz y de San Bartolomé. Las campanas originales fueron refundidas en 1914 y, tras la Guerra Civil, se construye el actual retablo mayor en 1944.


Ermita de San Bartolomé

La ermita de San Bartolomé, con su manantial y su huerta son de origen «Añover alto». La primera cita con la que contamos es de 1483. De hecho en 1530, dado su estado, se hizo necesaria su rehabilitación. Por entonces ya acogía dos reliquias, un dedo del Santo y un cabello de la Virgen. En el siglo XVII, inmersos en una corriente de renovación de templos, la vieja ermita fue sustituida por una nueva en 1676 gracias a la limosna de los fieles y a la que dio el consejo de este pueblo, consistente en 4.000 reales. Por estas fechas, su manantial de aguas curativas ya era famoso. Con la nueva ermita, el siglo XVIII trajo un periodo de esplendor. Así en 1764 se adquiere el actual trono de plata realizado por el artista platero Manuel de Bargas. Constaba de una sola nave con su capilla mayor construida en 1795 por Pablo Caprani, en cuyo centro se levantaba un retablo de escayola donde se halla la venerada imagen del Santo. Al entrar a la ermita, a su izquierda, se hallaba la escalera que da acceso a la cueva en que, por cinco aberturas naturales de las breñas, destila la prodigiosa agua con que se lavaba a los enfermos. Como se relata desde 1840, las aguas de San Bartolomé podrían tener la cualidad de curar enfermedades, por lo que se lavaba a diferentes personas para curar roturas y quebraduras del cuerpo. La actual ermita de San Bartolomé se asienta sobre los cimientos de una ermita anterior, derribada por deterioro. La construcción de la nueva ermita comenzó en 1977 y finalizó dos años después, gracias a la aportación voluntaria de materiales y donativos populares. El presbítero fue restaurado con piedra de altar de granito. La obra comenzó en julio de 1991 y se terminó en apenas un mes.


Ermita de Ntra. Sra. de la Soledad

La ermita se encuentra a las afueras del pueblo siguiendo la calle de Toledo. Desde su terraza se observa una de las mejores vistas con las que cuenta Añover: La Vega del río Tajo. Se cree que es la ermita más antigua de la villa de las que se mantienen en pie. Está destinada al culto. Consta de una sola nave, de planta rectangular, con una pequeña bóveda circular, enclavada en la parte oeste del pueblo y con una superficie es de 119 metros cuadrados. Su interior ha sido restaurado en los últimos años. La primera noticia de la existencia de esta ermita se la debemos a las Relaciones de Lorenzana de 1782. Sin embargo la fecha que aparece en la sobrecorona de la imagen -1717- hace pensar en su origen, de principios de siglo XVIII. Después de la Guerra Civil española, quedó bastante destruida, pero se restauró por la voluntad de las familias de éste pueblo.


Ermita Virgen de La Vega

La primitiva ermita situada en la falda del cerro de la Vega y de la que aún quedan, aunque no por mucho tiempo, restos en pie, comenzó a construirse en 1644. Se erige sobre los restos del primitivo «Añover bajo» y probablemente no muy lejos de los de su iglesia parroquial de Santa María. Su construcción fue responsabilidad del maestro Pedro Díaz de Mejorada, vecino de Añover y que también dirigió las obras de la actual torre de la iglesia Santa Ana y de la iglesia parroquial de Villaseca de la Sagra. Con el paso del tiempo se fue arruinando y ya en el siglo XX se construyó una nueva ermita en la parte superior del cerro, donde algún día se ubicaba un pequeño castillo. Debido a la inestabilidad del terreno, la ermita quedó rápidamente inservible y fue tirada abajo hace pocos años. La actual ermita de la Virgen de la Vega se erigió en la ladera donde se sitúa el centro urbano de Añover frente a la vega que la vio nacer.


Plaza de Toros

Según se dice la actual plaza de toros de Añover de Tajo, conocida como la del «Tío Venancio» comenzó a fraguarse en 1947. La plaza se inauguró en 1951 pero sería en noviembre de 1989, cuando el ayuntamiento adquirió la plaza en propiedad, iniciando la restauración de las distintas dependencias. Primero se acometió la grada del tejadillo, posteriormente se ampliaron los corrales, se construyó el callejón que antes no existía, la enfermería, el desolladero y por último los chiqueros y su grada.